Qué es la Pausa presente

La pausa presente es nuestra oportunidad para detener la inercia de los acontecimientos. Es un momento para ganar perspectiva frente a los sucesos de la vida, frente a la realidad que se expresa ante nuestros ojos.


La pausa presente es ese espacio en el ahora que creamos voluntariamente para podernos reconocer frente a las situaciones que suceden en nuestro interior y a nuestro alrededor, libres de percepciones e interpretaciones. Abiertos a observar sin juzgar.


Al ganar distancia frente a la realidad y observar atentamente, podemos despertar nuestra curiosidad racional y analítica para preguntarnos: ¿Qué puedo aprender de esta situación?. También podemos abrir la curiosidad de nuestro corazón y preguntarnos: ¿Cómo esto puede ser de servicio para mí o cómo yo puedo ser de servicio para esta situación? Finalmente, en esta pausa podemos abrir la curiosidad de nuestra intuición: ¿Qué sentido tiene esto para mi vida? ¿Cómo resuena con mis valores y con mi propósito?


Es normal pensar que resolver estas preguntas podría tomar varios minutos, horas o incluso años, pero lo maravilloso de la pausa presente es que en ella no debemos esperar respuestas porque en el momento que lo hacemos regresamos a la inercia.


En la pausa presente te encuentras de maneras inesperadas con tu propia luz y te abres a ver la luz en otros y en todo, tal como es.


0 visualizaciones0 comentarios